top of page

Cómo influye la decisión del color en Estrategia de Branding



La decisión en la elección del color en las marcas trasciende las barreras de lo estético. Esto tiene un impacto psicológico y cultural en la percepción de los consumidores. La correcta elección de una carta de color para representar a una marca sin duda puede aumentar el reconocimiento y la diferenciación entre la competencia. La correcta elección del color es fundamental en el impacto de la marca y su estrategia de marketing y comunicaciones.


En la mente de los consumidores, cada color nos evoca un significado diferente, es un proceso inconsciente en donde asociamos colores con sensaciones y conceptos, resultando en vínculos emocionales que impulsan la conexión de las personas y las marcas.  Sin embargo, la psicología del color, puede tener aspectos subjetivos, existiendo ciertas variaciones en sus interpretaciones según diferentes culturas, por lo que resulta vital comprender a quién nos dirigimos, entender su entorno para así evitar connotaciones negativas. Por ejemplo, el color blanco en la cultura occidental se asocia a la pureza e inocencia, en cambio en culturas orientales es el color que simboliza la muerte.


En la naturaleza, los colores tienen códigos que influyen en las conductas de animales y que se asocian a ciertas funciones biológicas. A modo de ejemplo, hay flores que poseen colores vibrantes como el rojo y amarillo para atraer polinizadores, y al mismo tiempo, algunos animales y plantas muestran colores que advierten de toxicidad y peligro ahuyentando a sus depredadores.





 

El proceso de la elección de un color que represente a una marca, comienza con el desarrollo de la Identidad de Branding. Debemos comprender primero los valores y atributos diferenciadores que como empresa o marca queremos transmitir, la personalidad y a quiénes nos vamos a dirigir.


Luego de tener definida la Identidad de Branding, y la definición del target, debemos de considerar un segundo factor relevante antes de la decisión: la competencia. En un mercado saturado, la correcta elección de color puede hacer que una marca sea más memorable y fácilmente reconocible. Luego, podemos construir una carta de color corporativa que se complemente con el color principal generando así una paleta cromática nutrida y armónica que nos ayude a complementar las gráficas y recursos propios de la marca en comunicaciones atractivas para la audiencia.


La consistencia en el uso del color y su coherente aplicación en los diferentes puntos de contacto de la marca son cruciales para potenciar la estrategia de Branding y construir una recordación de marca que crezca y perdure en el tiempo.




28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

תגובות


bottom of page